Primera iniciativa de consumo colaborativo en la sanidad publica española

Los valencianos tendrán un espacio donde entregar los artículos ortopédicos que ya no utilicen y donarlos para aquellos que si los necesiten.


La Conselleria de Sanidad de la Comunitat Valenciana (España), ha presentado ayer la iniciativa XarxaVALort, un programa basado en la economía colaborativa, que permite recuperar y revalorizar artículos ortoprotésicos susceptibles de ser reutilizados y hace partícipe a la ciudadanía, a través de la solidaridad, en la gestión eficiente del sistema sanitario público.

Con esta iniciativa “seguimos eliminando barreras en el acceso a la prestación ortoprotésicas, ya que es un programa que permite el acceso totalmente gratuito a determinados productos de ortopedia que provienen de la donación de otras personas cuando ya no le son necesarios y que han sido revalorizados y se encuentran en perfectas condiciones de uso para que las utilice quien lo necesite”, en palabras de la consellera.

Los artículos susceptibles de ser incluidos en este programa son andadores, bipedestadores, bastones infantiles, bastones con soporte en antebrazo, o con tres o más patas, muletas axilares, andadores metálicos y sillas de ruedas manuales y electrónicas, y audífonos ligados a implantes cocleares.

La conselleria ha mantenido una reunión con representantes de distintas asociaciones y entidades que representan a colectivos de personas con diversidad funcional, para la firma de un acuerdo, con el fin de que colaboren en la difusión y mejora del programa y en la captación activa de artículos.

La ciudadanía podrá donar los artículos que ya no necesiten en su centro de salud o bien en las ortopedias colaboradoras. A continuación, los artículos serán valorados por los técnicos ortoprotésicos y para ello se ha establecido la siguiente clasificación:

  • Artículos clasificados A: aquellos que están en excelente estado y que solo requieren un saneamiento.
  • Artículos clasificados B: aquellos que están en buen estado pero que requieren de reparación básica o recambios básicos.
  • Artículos clasificados C: aquellos que por sus condiciones no permiten reparación pero algunas de sus piezas se pueden usar para otros productos.
  • Artículos clasificados D: aquellos que no tienen ninguna utilidad por presentar graves deficiencias o por alcanzar el límite de vida máxima.

Todos los artículos clasificados como A y B serán puestos a punto por el establecimiento autorizado y tendrán las mismas garantías de uso que un artículo nuevo y una garantía de reparación de 6 meses. A cambio de ello, la Administración abona a la ortopedia, el trabajo de recuperación y revalorización de los artículos, un 20 por ciento del valor real del artículo.

Así, cada vez que desde un centro sanitario se prescriba un artículo que está incluido en la XarxaVALort, se le informará al paciente sobre el programa y si decide acceder al mismo, le indicarán las ortopedias donde puede acudir para su recogida, y allí firmará un documento de cesión. Tras finalizar el tratamiento, se entregará el artículo donde indique el departamento de salud o de nuevo a la ortopedia, para que pueda ser de nueva valorado y revalorizado para su uso por otra persona que lo necesite.

Triptico del programa #XarxaValort

Montón ha explicado que la Comunitat Valenciana optó en su día por un procedimiento de abono directo a las ortopedias evitando el pago previo de la prestación por parte de la ciudadanía. Con posterioridad, se estableció un procedimiento mixto por el que el paciente adelantaba una parte del importe que luego le era reembolsado (prepago).

La consellera ha recordado que en los colectivos más vulnerables desde un punto de vista clínico, esta parte de prepago ha sido eliminado en febrero de este mismo año en los siguientes colectivos: mujeres mastectomizadas, a las que se ha eliminado el prepago de las prótesis mamarias que actualmente estaban pagando (hasta 85,96 euros), personas con hipoacusia bilateral, que han visto eliminado el prepago de los audífonos (actualmente estaban pagando 50 euros) y las personas con diversidad funcional que no tienen un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 65% o bien no tienen acreditado su grado de discapacidad – pacientes parapléjicos, paralíticos cerebrales y amputados de miembros, entre otros-.

Con XarxaVALort se da un nuevo paso en la eliminación de prepagos y copagos, medidas que también se han extendido a los medicamentos y productos ortoprotésicos en colectivos como pensionistas y menores con rentas bajas o personas con diversidad funcional con las ayudas puestas en marcha en enero de 2016 (pensionistas y personas con diversidad funcional) y febrero de 2017 (menores).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *